• English
  • Português
  • Español
Mais forte e respeitado

América Latina

Brasil actúa para que se respete la voluntad de las urnas en todo el continente

Creada en 2008, Unasur fortaleció los lazos entre los países sudamericanos Foto: Ricardo Stuckert/PR 

 

Priorizar a América Latina significó mucho más que fortalecer el Mercosur y discutir aranceles o barreras comerciales con los países vecinos. La agenda de la política externa brasileña para la región incluyó, principalmente, la defensa de la democracia. Desde los primeros meses de 2003, Brasil actúa como articulador, para promover el diálogo y asegurar que se respeten la soberanía y la voluntad de las urnas.

Pocos días después de asumir la Presidencia, Lula propuso la creación del grupo Amigos de Venezuela, con la participación de Brasil, Estados Unidos, España, México, Portugal y Chile. Los gobiernos de esos países intermediaron las negociaciones entre el presidente Hugo Chávez y la oposición, que había intentado un golpe de Estado meses antes. El diálogo patrocinado por el grupo calmó los ánimos y aseguró la realización de un referéndum revocatorio aquel mismo año, cuando la mayoría del pueblo venezolano decidió por el mantenimiento del mandato de Chávez.

¿Quiere saber más?

 

Nuevos organismos para asegurar la paz, la democracia y el desarrollo

En los últimos 12 años, los gobiernos Lula y Dilma asumieron firmes posiciones contra todos los intentos de derribar gobiernos electos democráticamente en América Latina. La creación o el fortalecimiento de organismos multilaterales es la estrategia para evitar tanto las amenazas a la democracia como los conflictos entre los países de la región.

Un paso fundamental en esa dirección fue dado en 2008, con la creación de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur), espacio de articulación y unidad política de los 12 países de América de Sur. Ese mismo año nació el Consejo de Defensa de la Unasur, alianza militar que tiene el objetivo de trazar políticas comunes de defensa y organizar acciones de emergencia contra violaciones y ataques.

Otro paso importante fue la creación del Banco del Sur, institución cuyo objetivo es prestar dinero a las naciones del continente para la construcción de obras de infraestructura y programas sociales.

¿Quiere saber más?

Entienda la Unasur

 

La hora de los países caribeños, inclusive Cuba

El multilateralismo extrapola los límites sudamericanos: en 2010, se creó la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. Ambos se oponen a la entrada de Cuba a la Organización de los Estados Americanos (OEA), pero no tuvieron cómo impedir que el país caribeño fuera recibido por la nueva organización. No por casualidad, la reunión de la cúpula de la Celac, en enero de 2014, se realizó en La Habana, que hacía décadas no era sede de eventos de ese género.

¿Quiere saber más?

Entienda la Celac