• English
  • Português
  • Español
Mais forte e respeitado

Industria de Defensa

Apertura de nuevos mercados hace que las exportaciones crezcan 13 veces

Durante casi dos décadas, las industrias brasileñas de equipamientos de defensa dependieron de exportaciones limitadas a pocos mercados. Bastaba que se cancelara un pedido para que hubiera despidos y la crisis se instalara. En 2001, por ejemplo, las exportaciones del sector fueron insignificantes: solo US$ 150 millones.

Dos iniciativas de los gobiernos Lula y Dilma fueron decisivas para cambiar ese cuadro. Primero, la apertura de nuevos mercados por parte de la diplomacia brasileña atrajo el interés de las fuerzas armadas de otros países, resultando en el incremento de las exportaciones a cerca de US$ 2 mil millones (13 veces más que en 2001). Segundo, el propio gobierno brasileño se hizo cliente de esas empresas, saliendo de la situación de congelamiento de los años 1990 e inicio del siglo XXI.

Empresas mantienen 30 mil empleos directos y venden US$ 4 mil millones/año

El mercado de equipamientos de defensa, como camiones militares, vehículos blindados, aviones, radares, simuladores de vuelo y helicópteros, ayudan a dinamizar a 190 empresas brasileñas, que mantienen 30 mil empleos directos y 120 mil indirectos y venden US$ 4 mil millones anuales, la mitad en exportaciones.

Con la ejecución de los programas de vigilancia de las fronteras marítimas, aéreas y terrestres, la perspectiva es de que, hasta 2020, el sector genere alrededor de 48 mil nuevos empleos directos y 190 mil indirectos, como consecuencia de las inversiones previstas de US$ 120 mil millones a largo plazo.

Quer saber mais?

Conheça o Guarani, veículo blindado produzido no Brasil: