• English
  • Português
  • Español
Mais forte e respeitado

Misiones de Paz

País está al frente de las fuerzas internacionales en Haití y Líbano

Formar parte de operaciones de mantenimiento de paz no es una novedad para las Fuerzas Armadas Brasileñas. La novedad vino cuando el Consejo de Seguridad de la ONU decidió enviar una misión de estabilización al Haití, en 2004, y designó a Brasil como protagonista de la misión, coordinando y comandando las acciones.

Brasil permanece al frente de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) y asumió otro papel que hizo crecer todavía más la credibilidad internacional del país: el comando, desde 2011, de la Fuerza Operativa Marítima de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en Líbano (Unifil). La Fuerza Operativa se compone de 800 militares de 33 países, 11 navíos, y tiene como objetivo monitorear el embargo de armas y entrenar cuadros de la Marina de Líbano.

Brasil comanda la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) y la Fuerza Operativa Marítima de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en Líbano (Unifil) Foto Valter Campanato/Agencia Brasil

 

Las misiones internacionales de nuestras Fuerzas Armadas

Centro de preparación creado por Lula entrena a militares brasileños y extranjeros para misiones de paz de la ONU

Otro importante reto para Brasil surgió en 2013, cuando el general Carlos Alberto Santos Cruz asumió el comando general de la mayor y más importante misión de paz de la ONU, en la República Democrática del Congo, en África.

Son 22 mil hombres de 20 diferentes países, con una tarea inédita en la historia de ONU: por primera vez, los “cascos azules” tienen autorización para atacar a los grupos insurgentes y a los ejércitos irregulares que operan en la región.

La tarea se hace todavía más compleja porque el general Santa Cruz es el único brasileño de la tropa, algo también inédito en las misiones de ese género. Cumple registrar el éxito ya alcanzado por la misión al derrotar y obtener la rendición del Movimiento 23 de Marzo (M23).

Por la presencia cada vez más constante en ese tipo de acción, el Gobierno Lula creó, en 2010, el Centro Conjunto de Operaciones de Paz de Brasil, en la Villa Militar de Rio de Janeiro. El Centro se especializa en preparar a militares brasileños y extranjeros que se embarcan en las misiones de las Naciones Unidas.