• English
  • Português
  • Español
O povo em primeiro lugar

Poblaciones vulnerables

 

Aldeas indígenas

Uno de los retos del Programa Luz para Todos es atender a las comunidades indígenas sin interferir en su cultura, en su tradición, en su modo de ser y pensar. El convenio del Ministerio de Minas y Energía (MME) con la Funai (Fundación Nacional del Indio - Brasil) permite que, en las escuelas de las aldeas Terena, Guarani Kaiowá y Kaingang, los beneficiarios reciban instrucciones sobre cómo utilizar la energía eléctrica de forma racional y segura, en cartillas publicadas en portugués y en las lenguas nativas de cada uno de esos pueblos.

Según datos del Ministerio de Minas y Energía (MME), alrededor de 35 mil familias indígenas (180 mil personas) vieron llegar la energía eléctrica a sus aldeas. Junto con ella llegaron los refrigeradores, que en los dispensarios almacenan las vacunas y sueros contra animales venenosos. Llegaron también equipamientos de irrigación, para asegurar la producción de maíz y de mandioca. Llegaron hasta computadoras, como las de la escuela de la aldea Campestre, en Antônio João (estado de Mato Grosso do Sul), con las que los alumnos estudian y se divierten, riéndose y charlando como cualquier otro niño o niña – solo que en guaraní.Alrededor de 35 mil familias indígenas vieron llegar la energía eléctrica a sus aldeas y mejorar la producción de alimentos. Foto: Divulgación

Comunidades quilombolas

Más de 29 mil familias (alrededor de 150 mil personas) de comunidades remanentes de quilombos (comunidades formadas entre los siglos XVI y XIX por esclavos forajidos) fueron beneficiadas por el Programa Luz para Todos, de acuerdo con el MME. Sale la oscuridad, entra la luz eléctrica – y con ella el refrigerador, el televisor, el ventilador... En el municipio de Alcântara (estado de Maranhão), mayor área de remanentes de antiguos quilombos de Brasil, las tiendas de electrodomésticos vendieron como nunca. En la comunidad Arenhengaua, el pequeño comerciante Antonio Coelho, que en el tiempo de la oscuridad solo podía vender tortas y bizcochos, hoy exhibe en la fachada de la tienda el anuncio de carne, helado y cerveza fría. “Ahora sí, puedo decir que tengo un comercio. Con la energía quedó mucho más fácil”, festeja.Los remanentes de quilombolas de Itamatatiuia, en Alcântara, estado de Maranhão, ya no pasan las noches en la oscuridad. Foto: Divulgación

¿Quiere saber más?

• Programa lleva salud y educación a la comunidad quilombola del municipio de Tapecuru-Mirim y a la comunidad de Isla Grande en el estado de Maranhão

Asentamientos

El Programa Luz para Todos ya benefició a 228 mil familias (más de 1 millón de personas) que viven y trabajan en asentamientos de la Reforma Agraria. La energía eléctrica genera ganancias y mejora la calidad de vida. En el asentamiento Colonia 2, en el municipio de Padre Bernardo (Goiás), por ejemplo, la agricultura irrigada aumentó la productividad y el ingreso de las familias. En el asentamiento Itamarati, en Ponta Porã (Mato Grosso do Sul), los tanques de enfriamiento de leche acabaron con la pérdida de producto y el perjuicio. “Antes, teníamos que sacar la leche todos los días e ir de una casa a otra, para venderla antes que se echara a perder”, recuerda sin nostalgia el pequeño productor Ildo Teixeira da Silva.Luz para Todos chega aos lugares mais distantes, como mostram as torres de luz do assentamento Itamaraty, em Ponta Porã (MS) Foto: Divulgação MME

Llegando adonde está la oscuridad

El Programa Luz para Todos lleva energía y dignidad adonde sea que esté el pueblo. No importan los costos o las dificultades logísticas. Nada menos que 90 mil metros de cables subacuáticos están hoy sumergidos en el mar y en los ríos, iluminando islas y otras regiones remotas. Nuevas tecnologías fueron desarrolladas, como la de los postes de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio: cinco veces más livianos que los postes convencionales, llegaron adonde parecía imposible, flotando en las aguas de los ríos o izados por helicópteros. Por esas y otras razones, se considera el Programa Luz para Todos el programa de inclusión de energía eléctrica más ambicioso ya implementado en el mundo.

Quer saber mais?

• Vea cómo el Programa Programa Luz para Todos llegó a la Isla de Araras, en el estado de Pará

• Los desafíos de llevar energía eléctrica al Lago de (estado de Rondônia) y a la Sierra de Cafundó (estado de Ceará)