• English
  • Português
  • Español
Mais forte e respeitado

Incentivo al Deporte

Ley incentiva inversiones en la formación de nuevos talentos

El voleibol de playa es uno de los deportes patrocinados por el Banco do Brasil / Foto: Nivaldo Alves/CBVDesde que entró en vigor, en 2007, hasta 2013, la Ley de Incentivo al Deporte destinó R$ 1,1 mil millones a casi 2 mil proyectos de distintas modalidades.

La ley permite que empresas y personas físicas deduzcan del impuesto sobre la renta el patrocinio a proyectos deportivos aprobados por el Ministerio del Deporte.

Es el caso, por ejemplo, de Nadando con Gustavo Borges, proyecto que el medallista olímpico mantiene desde mayo de 2014 en la ciudad de Itu, en el interior del estado de São Paulo. En la primera fase, se atenderán a 160 niños/as, con edades entre 8 y 13 años.

Por la ley, las empresas pueden invertir hasta el 1% del impuesto sobre la renta adeudado. Para las personas físicas, el límite es de hasta 6%.

 

Empresas estatales refuerzan patrocinios, con vistas a 2016

Las empresas estatales, que históricamente patrocinan el deporte brasileño, han desarrollado apoyos especiales en estos últimos años, con vistas sobre todo a la preparación para los Juegos Olímpicos de 2016.

Banco do Brasil, Banco do Nordeste, BNDES, Caixa Econômica Federal, Correios, Eletrobrás, Infraero y Petrobras participan en la iniciativa, orientada a fortalecer el deporte de alto rendimiento del país en aguas abiertas (maratón acuático), atletismo, piragüismo, baloncesto, boxeo, ciclismo BMX, fútbol femenino, gimnasia, balonmano, hipismo, judo, luchas, modalidades paralímpicas, natación, pentatlón moderno, taekwondo, tenis, tiro deportivo, triatlón, vela, voleibol, voleibol de playa.

 

La recuperación del fútbol femenino

El gobierno Dilma inauguró también un esfuerzo inédito para fortalecer el fútbol femenino. El Campeonato Brasileño de Fútbol Femenino 2013 volvió a ser disputado después de 12 años, con el patrocinio de la Caixa Econômica Federal y el apoyo del Ministerio del Deporte.

En 2014, el incentivo se repite y la competición, que empezó en septiembre, va hasta diciembre. Otras acciones, orientadas al desarrollo del deporte con el foco puesto en las jóvenes atletas, fueron las realizaciones de la 1ª Copa Brasil Escolar Sub-17 y de la 1ª Copa Brasil Universitario de Fútbol Femenino.

El Ministerio del Deporte ya posibilitó también la realización de dos Copas Libertadores de América. La primera, en 2012, en el estado de Pernambuco, y la segunda, en 2013, en el estado de Paraná. Se invirtieron R$ 600 mil en cada una de las ediciones de esa competición, organizada en alianza con la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Además, buscando el desarrollo del deporte y el fortalecimiento de las selecciones, el Ministerio aprobó, por medio de la Ley de Incentivo al Deporte, el proyecto para la construcción del Centro de Excelencia de Fútbol Femenino en Foz de Iguazú (Paraná). La instalación deportiva será sede de entrenamientos de equipos y selecciones de fútbol femenino.