• English
  • Português
  • Español
Mais forte e respeitado

La Copa de las Copas

Brasil le gana al pesimismo y hace el mejor Mundial de todos los tiempos

Hicimos la mejor Copa de todos los tiempos / Foto: Getty Images/Portal de la CopaLos periodistas extranjeros se embelesaron: “La mejor Copa de todos los tiempos”. Jason Davis, de la ESPN británica, hasta lanzó la idea: “Que todas las Copas del Mundo sean en Brasil”.

Apenas desembarcó en el país, el ex jugador norteamericano Lalas, ahora comentarista deportivo, elogió el aeropuerto y la seguridad. Turistas extranjeros elogiaron las arenas multiuso y se fascinaroncon el pueblo brasileño.

El secretario general de la Fifa, el francés Jerôme Valcke, no se quedó atrás: “Lo que estamos viendo fuera del campo en las distintas ciudades-sede es lo que todos esperábamos de Brasil. Este es el sitio donde el fútbol es una religión. Esperábamos una fiesta singular, y creo que Brasil está en el camino para entregar todo lo que se esperó de él”.

¿Sorpresa? Ninguna, para quienes siempre han creído en Brasil. Los que creyeron y creen, hasta podrían exhibir un cartel inmenso, de esos que aparecen en las tribunas en día de victoria: “Ya lo sabía”. Incluso porque la presidenta Dilma lo había avisado mucho antes de que la pelota empezara a rodar: “No solo habrá Copa, sino que estaserá la Copa de las Copas”. Y lo fue.

 

Brasil invirtió en educación y salud lo equivalente a 212 Copas

Hacer la Copa de las Copas costó una pequeña fracción de lo que el Brasil de Lula y Dilma invierte en educación y salud. Fueron R$ 8 mil millones destinados a los estadios - siendo que, en lo que se refiere al gobierno federal, no hubo gasto presupuestario, sino financiamiento del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social), por el monto de R$ 4 mil millones (los otros R$ 4 mil millones corresponden a recursos privados y de los estados). Las demás inversiones, en movilidad urbana, aeropuertos, puertos, telecomunicaciones, seguridad, etc., se realizarían independientemente de la Copa - solo se las aceleró a causa del evento.

Por otro lado, durante esos mismos cuatro años de preparación para el Mundial, el gobierno federal, los estados y municipios gastaron R$ 1,7 billón en educación y salud. Lo equivalente a 212 Copas. Solo el Programa Nacional de Acceso a la Educación Técnica y al Empleo (Pronatec) recibió, en poco más de dos años, R$ 14 mil millones en inversiones, casi el doble de la inversión total en los estadios de la Copa (R$ 8 mil millones), estadios que - conviene siempre recordarlo - no se hicieron con recursos de la Unión.

Extranjeros inyectan US$ 1,58 mil millones en nuestra economía, un récord histórico

Extranjeros dejaron US$ 1,58 mil millones en nuestra economía / Foto: Getty Images/Portal de la Copa

Recibimos con los brazos abiertos a más de 1 millón de extranjeros, que inyectaron en Brasil US$ 1,58 mil millones en tan solo dos meses (junio y julio) y se llevaron en el equipaje de vuelta el inmenso deseo de volver pronto al país del fútbol, del pueblo alegre, de la competencia y de la infraestructura de primer mundo.

¿Y cuántos de los 3,6 mil millones de personas alrededor del planeta que vieron la Copa de las Copas por la TV no estarán ahora mismo planeando conocer Brasil en las próximas vacaciones? Todavía no se cerraron las cuentas, pero un análisis de la Fundación de Estudios e Investigaciones Económicas (Fipe), en conjunto con el Ministerio de Turismo, indica que Brasil deberá ganar R$30 mil millones con la Copa 2014.