• English
  • Português
  • Español
Direito e Cidadania para todos

Políticas para las Mujeres

Maria da Penha, la víctima de violencia doméstica que se convirtió en ley

Ley Maria da Penha acaba con la impunidad y posibilita que agresores sean presos in fraganti o tengan prisión preventiva decretada / Foto: Marcelo Casal/AbrEn 1983, la biofarmacéutica del estado de Ceará, Maria da Penha Maia Fernandes, sufrió dos intentos de homicidio, ambas practicadas por su marido. Quedó parapléjica e inició una lucha sin tregua por la punición al agresor, que solo iría a juicio 19 años después. El marido cumplió solo dos años de prisión y ganó la libertad. Maria da Penha sigue en la lucha por el fin de la violencia contra las mujeres, una lucha que conquistó un poderoso refuerzo en el Gobierno Lula: la Ley Maria da Penha, sancionada en 2006.

Entre otros avances, la Ley Maria da Penha posibilita que agresores de mujeres en ámbito doméstico o familiar sean presos in fraganti o tengan prisión preventiva decretada. La legislación aumenta el tiempo máximo de detención previsto de un mes a tres años, prevé medidas que van desde la remoción del agresor del domicilio a la prohibición de su acercamiento a la mujer agredida y dispone sobre la creación de los Juzgados de Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer.

Con la Ley Maria da Penha, la violencia doméstica dejó de ser tratada como algo banal, que se podía reparar con el pago de canasta básica o multa. Además de la violencia física y sexual, la legislación engloba también la violencia psicológica, la violencia patrimonial y el acoso moral.

 

Programa integra varios ejes estratégicos para contener asesinatos de mujeres

Una ley, ella sola, no es capaz de acabar con la violencia doméstica, que sigue siendo un grave problema en Brasil. Por ello, la Secretaría de Política para Mujeres entiende que las políticas, programas y acciones de concienciación, de incentivo a la denuncia, de valorización de la mujer y de la búsqueda por la igualdad de géneros necesitan avanzar cada vez más.

Según datos del Instituto de Investigación Económica y Aplicada (Ipea), se estima que entre 2001 y 2011 cerca de 50 mil mujeres fueron muertas en consecuencia de conflictos de género, generalmente por su pareja o ex pareja.

Para enfrentar ese cuadro, el Gobierno Federal lanzó al final de 2013 el programa Mujer, Vivir sin Violencia. El programa, que recibirá inversiones de R$ 265 millones hasta 2014, integra varios ejes estratégicos, como el servicio gratuito de denuncia Disque 180, la organización de los servicios de recolección de vestigios de crímenes sexuales, el Centro de Atención a las Mujeres en las Fronteras, las campañas continuadas de concienciación, las unidades móviles para mujeres en situación de violencia en el campo, en la selva y en las regiones ribereñas y la Casa de la Mujer Brasileña.

Una casa para romper el círculo vicioso de la violencia doméstica

La Casa de la Mujer Brasileña tendrá comisarías especializadas, juzgados y jurisdicciones, defensorías, fiscalías y equipo psicosocial (psicólogas, asistentes sociales y educadoras)

Importante avance en la lucha contra la violencia doméstica, la Casa de la Mujer Brasileña contará con comisarías especializadas de atención a la mujer, juzgados y jurisdicciones, defensorías, fiscalías, equipo psicosocial (psicólogas, asistentes sociales, sociólogas y educadoras, para identificar perspectivas de vida de la mujer y prestar acompañamiento permanente) y equipo para orientación al empleo y al ingreso.

La propuesta de la Casa de la Mujer Brasileña, alianza entre el Gobierno Federal, los estados y municipios, es la de acoger, apoyar y libertar a la mujer del círculo vicioso de la violencia doméstica. Los terrenos para la construcción de las Casas - en los 26 estados y en el Distrito Federal - ya fueron adquiridos por la Secretaría de Políticas para Mujeres, y todas las licitaciones para construcción de las estructuras físicas estarán concluidas hasta el final de 2014.
 

Aumenta el número de mujeres que denuncian la violencia en el primer episodio

En ocho años de existencia, el Disque 180 recibió 3,6 millones de llamadas. Solo en 2013, fueron 532.711 llamadas, que resultaron en 106.860 casos encaminados a la red de atención. Y una buena noticia: el número de mujeres que denunció la violencia ya en el primer episodio subió un 20% respecto a 2012.

Las estadísticas informan que los autores de las agresiones son, en el 81% de los casos, personas que tienen o tuvieron vínculo afectivo con las víctimas. En un 62% de los casos, la violencia es cometida por compañeros, cónyuges o novios de las víctimas. Los relatos del 19% de las víctimas señalaron como autores de las agresiones a los ex compañeros, ex maridos o ex novios.

 

Fuente: Central de Atención a la Mujer - Disque 180/SPM

Nuevo formato del Disque 180 asegura accionamiento inmediato de la policía militar

Con el nuevo formato del Disque 180, al mismo tiempo que brinda orientaciones a la víctima, la central ya da inicio a la apuración de las denuncias / Foto: José Cruz/AbrEn marzo de 2014, la Secretaría de Políticas para Mujeres transformó el Disque 180 en disque-denuncia. Con el nuevo formato, las denuncias recibidas son encaminadas a los sistemas de Seguridad Pública y al Ministerio Público de cada estado y del Distrito Federal, agilizando la resolución del caso. Así, al mismo tiempo que ofrece informaciones y orientaciones a la víctima, la central ya da inicio a la investigación de las denuncias. Las llamadas son gratuitas y el servicio funciona las 24 horas.

En su nuevo formato, el Disque 180 pasó a funcionar con accionamiento inmediato de la policía militar de todo el país, como ya ocurre con situaciones de tráfico de mujeres y de privación de la libertad. En las atenciones clasificadas como urgentes, se hará el encaminamiento directo al Servicio de Atención Móvil de Urgencia (Samu).

 

 

Aplicación para celular es la nueva arma contra la violencia

Aplicación detalla la Ley Maria da Penha y tiene herramienta colaborativa que, alimentada con informaciones de las propias usuarias, permite mapear los sitios que ofrecen riesgo a las mujeres, en cada ciudadLas víctimas y los testigos de la violencia contra la mujer pueden ahora denunciarla por medio de una aplicación para celular, el Pulse 180. Lanzado en mayo de 2014, la aplicación fue desarrollada por la ONU Mujeres, en alianza con la Secretaría de Políticas para Mujeres y el apoyo de la Embajada Británica.

Además del acceso directo a la Central de Atención a la Mujer (Disque 180), la aplicación detalla la Ley Maria da Penha, con explicaciones sobre cada tipo de violencia a la que la mujer puede llegar a ser expuesta y sugiere rutas para el servicio de atención más cercano. Presenta también una herramienta colaborativa que, alimentada con informaciones de las propias usuarias, permite mapear los sitios que ofrecen riesgo a las mujeres, en cada ciudad.

 

Unidades móviles van adonde está la víctima

Secretaría de Políticas para Mujeres donó a cada unidad de la Federación autobuses equipados, con equipo multidisciplinario, para la atención de emergencia en la zona rural / Foto: Marcelo Casal/AbrLa dificultad de acceso a los servicios públicos es uno de los principales problemas de las mujeres de la zona rural. Por ello, la Secretaría de Políticas para Mujeres donó a cada estado y al Distrito federal autobuses adaptados y equipados para la atención de emergencia, con un equipo multidisciplinario entrenado para la escucha de las denuncias de las mujeres y para prestarles la primera atención.

Las 54 unidades móviles (dos para cada unidad de la federación) llevan a las áreas más alejadas de los centros urbanos acciones de prevención, asistencia, averiguación, investigación y encuadramientos legales, además de charlas y aclaraciones sobre la Ley Maria da Penha. Forman parte del programa Mujer, Vivir sin Violencia y en los seis primeros meses de circulación realizaron cerca de 1 mil atenciones.