• English
  • Português
  • Español
Direito e Cidadania para todos

Derechos LGBT

Pionerismo en la defensa de los derechos de la población LGBT y en la lucha contra la violencia

Histórica 1ª Conferencia Nacional LGBT definió prioridades para el enfrentamiento de la discriminación y de la violencia contra ese segmento / Foto: Ricardo Stuckert/PREn 2004, en una iniciativa inédita, el gobierno federal en alianza con los movimientos sociales, creó el Programa Brasil sin Homofobia. El objetivo del programa era promover la ciudadanía de gays, lesbianas, travestis, transgéneros y bisexuales, a partir de la equiparación de derechos y del combate a la violencia y a la discriminación homofóbicas, respetando la especificidad de cada uno de esos grupos poblacionales.

En 2008, el gobierno federal, por medio de la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, organiza la primera Conferencia Nacional LGBT con la participación de militantes LGBT de todo el país y de gestores de políticas públicas. La conferencia definió prioridades para el enfrentamiento de la discriminación y de la violencia, bien como estableció metas para la ampliación de la ciudadanía de la población LGBT.

En 2009, el Gobierno Lula tomó una iniciativa pionera en América Latina: la creación de una estructura para coordinar la elaboración e implementación de planes, programas y proyectos relacionados con los derechos LGBT en ámbito nacional.
En 2011, ya en el Gobierno Dilma, el Consejo Nacional de Combate a la Discriminación pasó a actuar orientado al combate a la discriminación y a la promoción y defensa de los derechos de LGBT. “Nuestro compromiso con el enfrentamiento de la violencia que alcanza la población LGBT es firme e incuestionable”, destacó Dilma Rousseff, en la ceremonia de entrega del Premio Derechos Humanos 2013.

 

 

Informe señala crecimiento en el número de denuncias de agresiones homofóbicas

Entre otras importantes acciones implementadas en el Gobierno Dilma está el Informe sobre Violencia Homofóbica. La segunda edición del documento, divulgada en 2013, revela que el número de denuncias de violaciones creció, respectivamente, 166% y 46,6% con relación al año anterior, lo que refuerza la urgencia de ampliación de las acciones de combate a la homofobia.

La iniciativa es fundamental para sistematizar los datos oficiales y orientar la implementación de políticas públicas específicas para esta población, como el Sistema Nacional de Promoción de Derechos y de Enfrentamiento a la Violencia contra LGBT.

Creado por medio de ordenanza en 2012, el Sistema tiene la finalidad de articular las distintas experiencias de políticas públicas para la protección y la promoción de los derechos de esa población. La idea es combatir los determinantes económicos, sociales, culturales y ambientales de la violencia que afecta a la población LGBT, efectuando políticas afirmativas, por medio de la ampliación del diálogo y de la articulación interfederativa, promoviendo la equidad de derechos.

Leia aqui os relatórios completos

Conferencias sobre Derechos LGBT y el Día Nacional de Combate a la Homofobia simbolizan el compromiso del Estado

Decreto instituyó el 4 de junio como el Día Nacional de Combate a la Homofobia / Foto: Antonio Cruz/AbrEl Gobierno Lula llevó a cabo la 1ª Conferencia Nacional de Políticas Públicas y Derechos Humanos LGBT (la 2ª sucedió en 2011, realizada por el Gobierno Dilma). En 2010, otro paso importante: la firma del decreto que instituyó el 4 de junio como el Día Nacional de Combate a la Homofobia, simbolizando el compromiso del Estado brasileño con el enfrentamiento de la violencia practicada contra lesbianas, gays, bisexuales, travestis y transexuales.

En 2012, con Dilma, otro momento emblemático: la Secretaría de Derechos Humanos, el Ministerio de Justicia y varios estados brasileños firmaron el Término de Cooperación para el Enfrentamiento a la Homofobia, con el objetivo de implementar acciones de capacitación de órganos de seguridad pública para el enfrentamiento de la homofobia.