• English
  • Português
  • Español

Luz para Todos

Imagem topo: 

João Pereira da Costa - agricultor, Guajará-Mirim (estado de Rondônia)

"Hoy en día tenemos una casa de harina industrializada que viene dando mucho empleo a las personas... y estamos vendiendo bastante. Lo que es muy bueno para toda la comunidad. Entonces, la energía llegó en el momento justo".

Español

Iraci – artesana, Seabra (estado de Bahía)

"Yo trabajaba en la oscuridad y me pinchaba los dedos. Todos decían que no creían que aquí llegaría la energía. Cuanto más la gente me hablaba, yo decía que llegaría, que tenía esperanza. Y realmente ha llegado".

Español

Raimundo Felipe de Sousa - Pombal - (estado de Paraíba)

"La energía es muy buena y cambió nuestra vida. Ahora tengo refrigerador, televisión y un ventilador y con todo eso pago la cuenta bien poquito. Cuando ella llega, ya tengo el dinerito guardado".

Español

Oseas Galvão da Cruz - Asentamiento Francisco Galvão, Palmas - (estado de Tocantins)

Español

Cláudia Penteado - Asentamiento Itamarati, municipio de Ponta Porã - (estado de Mato Grosso do Sul)

Español

“No se hace un programa así sin que sea gratuito. No se hace. ¿Saben por qué nunca lo hicieron? Porque querían cobrar. Cobrar del que es más pobre. ¿Cómo se puede cobrar del que no tiene nada, ni siquiera luz? Era así en la época del FHC, querían cobrar. El Luz para Todos es un programa muy fuerte, porque sacó a las personas de la oscuridad y les permitió que empezaran a hacer varias cosas por la noche. Estudiar, los niños y niñas pueden estudiar. La mujer puede coser. Cambia la vida.”

Español

“Como nosotros entendemos que esas personas carenciadas que están allá tienen el mismo derecho que nosotros que estamos aquí, tenemos la obligación de llevarles [luz], aunque sea gratis, cueste lo que cueste. Es ésta la diferencia de lo que está ocurriendo en Brasil”.

Español

Un fenómeno inesperado: las ciudades beneficiadas por el Luz para Todos empezaron a recibir de vuelta a ex habitantes que habían migrado a otras regiones del país, en busca de mejores condiciones de vida. Se estima, por medio de encuesta realizada por el Ministerio de Minas y Energía, que un 5% de las familias atendidas por el programa hayan regresado a su tierra natal, lo que equivaldría a un total de 156.716 familias y más de 760 mil personas. O sea, el flujo migratorio tradicional – de la zona rural hacia los grandes centros – se invirtió.

Español

• personas domiciliadas en áreas de concesión y permiso cuya atención resulte en elevado impacto tarifario, de acuerdo a criterios a ser definidos por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica - ANEEL

• personas atendidas por el Programa Territorios de la Ciudadanía o por el Plan Brasil Sin Miseria, en su amplia mayoría ubicadas en las regiones Norte y Nordeste

Español

El Luz para Todos ayudó a iluminar no solo el país, sino también el debate sobre el papel del Estado. Antes del gobierno Lula, cabía al mercado llevarles – o no – comodidad y dignidad a los que vivían en la oscuridad. Y como el mercado siempre cobra caro, el Programa Luz en el Campo, lanzado por el PSDB en 1999, no resultó. Imposibilitadas de hacer frente a los altos costos del programa, las familias pobres del campo siguieron sin luz. A partir del gobierno Lula, el Estado asumió el rol de inductor del desarrollo, generador de oportunidades y promotor de la ciudadanía.

Español