• English
  • Português
  • Español
Crescimento com distribuição

Preguntas Frecuentes

 

¿El gobierno incentiva la producción de orgánicos en el país?
 

Brasil posee el mayor rebaño comercial del mundo, es el mayor exportador de carne vacuna, el segundo mayor productor de carne y el sexto mayor productor de leche. En febrero de 2014, el gobierno federal anunció el Plan Más Ganadería, con foco en la superación de los desafíos de la producción de ganado de corte y lechero. Se trata de una política de diez años, con metas de corto, mediano y largo plazos. Está compuesto por los programas Más Leche y Más Carne. La meta del Más Leche es aumentar la producción y la productividad de la ganadería brasileña de leche en un 40% en los próximos diez años, alcanzando 2.000 litros/vaca/año. Ya el Más Carne prevé un aumento del 40% para la producción y del 100% para la productividad. Según el Programa, pasarán a ser criados 2,6 animales por hectárea (contra los actuales 1,3) sin expandir las fronteras agrícolas. Además de aumentar la producción, la propuesta prevé la liberación de 46,2 millones de hectáreas para otra actividades.

Además de los grandes productores, ¿el Gobierno Federal también realiza acciones dirigidas a los medianos productores?

Para el mediano productor rural, el Plan Agrícola y Ganadero 2013/2014 prevé un aumento del 29% en la oferta de recursos para inversión, siendo que para costeo y comercialización esa variación fue del 12,5%. Hubo también reducción en un 10% de las tasas de interés para esos productores, cuyas principales fuentes de recursos de financiación vienen del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), de la caja de ahorro rural del Banco do Brasil y de los Fondos Constitucionales de Financiación. Entre las medidas del Plan está la destinación de R$ 5,16 mil millones exclusivamente para el Programa Nacional de Apoyo al Mediano Productor Rural (Pronamp). Además de eso, dentro del Plan Cosecha Semiárido, anunciado en 2013, están previstos R$ 3 mil millones más, a ser distribuidos entre grandes y medianos productores para acciones de mejorías en la producción y enfrentamiento de problemas típicos de esa región.

 En cuanto a las cooperativas, otro importante actor en la activación y en el éxito del agronegocio brasileño, ¿qué se ha hecho?

También en el Plan Agrícola y Ganadero, para la cosecha 2013/2014 se anunciaron R$ 3,24 mil millones para el Programa de Capitalización de Cooperativas Agropecuarias (Procap-Agro), siendo R$ 2,55 mil millones exclusivamente para capital de trabajo.
Todavía como parte del Plan, Dilma anunció R$ 350 millones para el Programa de Desarrollo Cooperativo para Agregación de Valor a la Producción Agropecuaria (Prodecoop), a ser destinados principalmente a infraestructura de almacenamiento. Los almacenes son una necesidad urgente del agronegocio brasileño, importantes instrumentos para el éxito del proceso, pues es fundamental para el almacenamiento en gran cantidad de lo que se produce. Con ellos, el productor gana la seguridad de no perder lo que produjo y tiempo para negociar lo máximo que pueda.