• English
  • Português
  • Español
Crescimento com distribuição

Incentivo a la producción nacional

 

Área asegurada podrá superar los 10 millones de hectáreas

Uno de los destaques del Plan Cosecha 2014/2015 es la destinación de R$ 700 millones para subvención al Premio del Seguro Rural. Es el mismo valor de la cosecha anterior y lo suficiente para alcanzar cerca de 10 millones de hectáreas y más de 80 mil productores.

R$ 3,5 mil millones para expansión de la infraestructura de almacenamiento

Para asegurar el crecimiento de la producción, el Plan prioriza también las inversiones en infraestructura de almacenamiento, por medio del recién creado Programa para Ampliación y Construcción de Almacenes (PCA). Son R$ 3,5 mil millones de crédito, disponibles para la expansión de la capacidad de almacenamiento en las haciendas. El PCA también permitirá la financiación de unidades almacenadoras en áreas urbanas, cuando eso facilite la logística y el transporte de carga.

Las condiciones de financiación son especiales:

Financiación del 100% del proyecto
Tasas de interés de un 3,5%
Plazo de reembolso de hasta 15 años
3 años de carencia

Recursos récordes para el mediano productor rural

El mediano productor rural es especialmente beneficiado por el Plan Cosecha 2014/2015. La oferta de recursos para inversión, costeo y comercialización aumentó un 26,5% con relación a la del plan anterior, estando ahora en R$ 16,7 mil millones. Las principales fuentes de esos recursos son el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la caja de ahorros rural del Banco do Brasil y los Fondos Constitucionales de Financiación.

Apoyo a la comercialización

Entre las acciones de estímulo al agronegocio brasileño están también las de apoyo a la comercialización, como la definición, por el Gobierno Federal, de precios mínimos en operaciones de compra, ecualización de precios o de financiación. La Adquisición por el Gobierno Federal (AGF) es otro instrumento que permite asegurarle el precio mínimo al productor o a la cooperativa, por medio de la compra gubernamental directa, siempre que los productos estén debidamente almacenados en locales registrados por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab). Esas compras pasan a componer el stock público.

• Inversiones en carreteras, ferrocarriles y puertos revolucionan la salida de la producción

Existen además los contratos de opción de venta - títulos ofertados en subastas por el Gobierno Federal a productores rurales y cooperativas, por un precio determinado, con fecha de ejercicio futuro. El contrato de opción asegura el derecho de entregar al Gobierno la cantidad de productos vinculada a la operación, en su plazo, siempre que atendidas las especificaciones definidas en el contrato. Ese tipo de acción tiene el potencial de indicarles a los agentes del mercado la expectativa gubernamental de precios futuros, además de representar un seguro de precio para productores y cooperativas.

• Conozca estas y otras acciones de apoyo a la comercialización del gobierno federal