• English
  • Português
  • Español
Crescimento com distribuição

Asistencia Técnica

 

El renacimiento de la asistencia técnica

La extinción de la Empresa Brasileña de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Embrater), en 1990, comprometió la producción agrícola brasileña y desamparó a las poblaciones rurales más pobres. Los servicios de Ater quedaron bajo la responsabilidad exclusiva de los gobiernos estaduales, sin coordinación nacional. Fue una década de abandono. Hasta que en 2003 el gobierno Lula lanzó las directrices de la Política Nacional de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Pnater). Las instituciones estaduales fueron reequipadas, nuevos técnicos fueron contratados y las entidades pasaron a articularse en redes, asegurando una mejor cobertura de los servicios en el país.

¿Quiere saber más?

Más recursos y alianzas con estados y municipios: 

Programas específicos benefician a mujeres, quilombolas e indígenas

Asistencia técnica de calidad para todos los brasileños - y las brasileñas también, por medio de acciones destinadas a las trabajadoras rurales. Además de la Red Temática de Ater para Mujeres, el gobierno Lula implantó servicios específicos para indígenas y quilombolas, a partir de experiencias históricas y culturales de esos pueblos. Por su parte, los asentados de la reforma agraria cuentan, desde 2004, con Asesoría Técnica, Social y Ambiental (Ates). El objetivo es hacer de los asentamientos unidades familiares de producción estructuradas, con seguridad alimentaria asegurada, orientadas al desarrollo sostenible y solidario.Agricultoras vienen mostrando su presencia en los foros de debate de la agricultura familiar, como en la 2ª Conferencia de Desarrollo Rural Sostenible y Solidario, en Brasilia.  Foto: Albino Oliveira/MDA